Por Luis Miguel Castilla

La estabilidad macroeconómica es el principal activo que tiene nuestro país. Tras más de dos décadas de disciplina fiscal e independencia del Banco Central de Reserva (BCR), el Perú es uno de los países con la macroeconomía más sólida de la región. Esto ha permitido adoptar políticas contra cíclicas y mitigar el impacto adverso de las crisis externas. Asimismo, la estabilidad ha permitido desarrollar un sistema financiero sólido que permite que el crédito fluya y financie las necesidades de las empresas y familias. 

Durante la crisis, Reactiva Perú evitó el quiebre de la cadena de pagos y que más de dos millones de peruanos perdieran su puesto de trabajo. La recesión hubiese sido mucho más profunda sin esta intervención. 

Es por que que no se puede reactivar la economía sin crédito ni estabilidad financiera. Resulta injustificable que candidatos presidenciales cuestionen la autonomía del BCR y que el Congreso continúe petardeando el crecimiento del crédito formal con la insistencia de poner topes a las tasas de interés. Ya en el pasado pagamos caro por este tipo de medidas que sólo alimentan la usura y el financiamiento informal.

Conoce más sobre la reforma tributaria planteada por Luis Miguel Castilla en su columna de opinión del Diario Gestión.