Por Luis Miguel Castilla

De un análisis del costo adicional que implicarían las acciones o estrategias planteadas en los planes de gobierno de los 10 partidos políticos que lideran el simulacro de votación de El Comercio – Ipsos del 24/03/21, se puede concluir que estos planes de gobierno serán imposibles de financiar sin comprometer la estabilidad macroeconómica del país. 

Como muestra la figura, los partidos con las propuestas que implican un mayor gasto son Perú Libre, Juntos por el Perú y Acción Popular que ofrecen aumentar el gasto público entre 16% y 10% del PBI. Proporciones que largamente exceden lo razonable y que de intentar materializarse gatillarían una crisis macroeconómica. En contraste, los planteamientos menos onerosos son los propuestos por Avanza País, Victoria Nacional y Renovación Popular con aumentos entre 3.5 y 2.1% del PBI.

Además, es importante resaltar que muy pocos partidos cumplen con las políticas fiscales responsables y sostenibles planteadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico  (OCDE). El partido Morado y Victoria Nacional son los partidos mejor calificados en este aspecto. 

Lo analizado permite concluir la total desconexión entre lo prometido y lo que sería factible financiar y la creencia errónea de que más Estado resolvería todos los problemas nacionales. Este análisis confirma que casi ninguna agrupación política ha caído en cuenta de que tenemos una caja fiscal muy debilitada por la pandemia y que sus promesas son inviables. Un populismo desbocado y una gran voracidad fiscal pasarían una gran factura al país.

Para más información pueden dar clic aquí: Costo fiscal y evaluación de la responsabilidad fiscal en los Planes de Gobierno.