Por Janice Seinfeld. 

Tras la crisis sanitaria producida por la pandemia, los ciudadanos necesitamos informarnos sobre qué ofrecen los candidatos a las elecciones regionales y municipales 2022 en el ámbito de la salud. Con la descentralización, el Ministerio de Salud traspasó la gestión de los establecimientos de salud a los gobiernos regionales. Pero en Lima se retrocedió en ese intento cuando en el 2016 se desarticuló el Instituto de Gestión de Servicios de Salud.

Por eso, la propuesta más ambiciosa destacada por algunos candidatos a la alcaldía limeña es transferir la operación de los establecimientos de salud de Lima, a cargo del Ministerio de Salud (Minsa), hacia la Municipalidad Metropolitana de Lima.

Esta idea exige a Lima organizar la red de salud metropolitana con una mirada más cercana al terreno y con un equipo técnico. Por otro lado, permite al Minsa dedicarse a tiempo completo a su rol rector –tan olvidado en los últimos años–, pues dejaría de lado las labores operativas que claramente lo distraen.

La transferencia de la operación no resolverá los problemas por sí sola, pero abre una oportunidad para romper la inercia, implementar cambios en el modelo de gestión y acercar la salud a los ciudadanos.

Aquí puedes leer la columna completa de Janice en El Comercio: