Por Luis Miguel Castilla

Las millonarias promesas de los candidatos a la presidencia obligan a analizar si las fuentes de financiamiento previstas son viables. 

Muy pocos planes de gobierno explican cómo financiarán la agresiva expansión del gasto público que postulan. Pero, los que sí lo hacen caen en afirmaciones imprecisas por decir lo menos o simplemente se alejan de la realidad. 

Para empezar ignoran la debilidad de las cuentas públicas tras la crisis y creen que existen suficientes recursos para financiar una agresiva expansión fiscal. Esto último es falso. Ya nos gastamos los ahorros públicos que teníamos (casi el 100% del fondo de estabilización) y los saldos disponibles ya tienen otros usos o son intangibles. 

Recrear nuevos Reactivas dirigidos a MYPEs o sectores desconoce las limitaciones legales del BCR o las contingencias fiscales o el hecho que el Reactiva 2 no pudo ser colocado en su totalidad por falta de demanda elegible. Peor aún algunos candidatos continúan olvidándose que las reservas internacionales del BCR no son del fisco y que cuando el banco central le prestaba al gobierno para financiar su déficit, el resultado fue una de las peores hiperinflaciones del mundo. 

Es preciso informarnos bien a días de ejercer nuestro voto. 

Conoce los 4 mitos fiscales de las promesas electorales que presenta Luis Miguel Castilla en su columna de opinión.